Homilía Del Día De Navidad, Año C

¡Dios Está Con Nosotros!

Lecturas: 1ra: Is 52, 7-10; Sal: 97, 1-6; 2da: He 1, 1-6; Ev: Jn 1, 1-18

Esta breve reflexión fue escrita por el Reverendo Padre Njoku Canice Chukwuemeka, C.S.Sp. Él es un sacerdote católico y un miembro de la Congregación de los Padres y Hermanos del Espíritu Santo (Espirítanos). Él está trabajando con el Grupo Internacional Espirítano De Puerto Rico y República Dominicana. Él es el administrador de la Parroquia La Resurrección del Señor, Canóvanas y el Canciller de la Diócesis de Fajardo-Humacao, Puerto Rico. Para más detalles y comentarios se puede contactarlo en: canice_c_njoku@yahoo.com, cancilleriadfh@gmail.com, canicechukwuemeka@gmail.com.

“Canten un cántico nuevo al Señor, porque ha hecho maravillas por nosotros. Él ha dado a conocer su salvación.” Hoy es el día de Navidad, el día por lo cual hemos preparado. La Navidad es un hito en la historia de nuestra salvación. Por lo tanto, es maravilloso saber que “Dios está con nosotros”.

Favor, visita: https://www.smashwords.com/books/view/904854

Hoy, Dios ha demostrado la profundidad de su amor por nosotros al permitir que su propio hijo ser nacido de una virgen. La palabra de Dios finalmente ha hecho carne. El mensaje central de la celebración de hoy es la encarnación y revelación de Jesucristo.

Nuestra primera lectura de Isaías encuentra su logro en el nacimiento, la vida y el ministerio de Cristo. Isaías proclama: “¡Qué hermoso es ver correr sobre los montes al mensajero que anuncia la paz, al mensajero que trae la buena nueva, que pregona la salvación!”. De hecho, la buena noticia es que Cristo está con nosotros. Es la buena nueva del amor, de la paz, de la caridad, de la esperanza y de la salvación.

El profeta nos llama a celebrar a Emmanuel, Dios con nosotros. Es un llamado a adorar al nuevo rey nacido, y al príncipe de la paz. Es una llamada a ser alegre. Lo más importante, es una llamada a difundir la buena noticia sobre el nacimiento del Mesías.

En nuestra segunda lectura, la carta a los hebreos captura, y presenta lo que Dios hizo para nosotros hoy de una manera espectacular. Dios nos ha cumplido su promesa. Hoy, el misterio oculto de la antigua alianza finalmente, ha sido revelado a través del nacimiento de Cristo. Por lo tanto, la revelación divina ha llegado a su clímax.

El Evangelio de Juan nos da un resumen de lo que sucedió hoy. Es decir, la encarnación divina de Dios: “La palabra se hizo hombre, y habitó entre nosotros. Hemos visto su gloria”. La palabra que estaba con el padre como espíritu, está ahora con nosotros como hombre. Sin perder su naturaleza sagrada o espiritual, ha condescendiente para ser como nosotros.

Lo hizo por tomar carne en una pobre, humilde y dispuesta virgen. Se necesita el amor para hacer esto. Por lo tanto, lo que celebramos hoy es el amor porque: “Dios amó tanto al mundo que envió a su hijo único (Jn 3, 16).

Hoy celebramos el amor. Por lo tanto, debemos estar listos para extender el amor de Dios esta temporada. Esta es una temporada en que debemos estar listos para ofrecernos positivamente en el amor a los demás. Como Cristo ha llegado a nosotros, debemos estar listos a llegar a los demás.

Hoy celebramos el sacrificio. Por lo tanto, también debemos estar dispuestos a sacrificar algo por el bien de nuestros hermanos como lo hizo Cristo. Así, como él bajó del cielo para estar con nosotros, y para mostrarnos el camino, debemos abandonar nuestras zonas cómodas para llegar a los humildes y descuidados de nuestra sociedad.

Favor, visita: https://www.smashwords.com/books/view/904854

Hoy celebramos la humildad. Por lo tanto, debemos aprender a ser humildes como Cristo nuestro modelo es. A pesar de ser el rey del universo, se permitió nacer en un pesebre. Hoy celebramos el reinado de la paz. Paz no como el mundo la da, sino como Dios se la da a aquellos que aman y creen en él (Jn 14, 21).

Hoy celebramos la esperanza, porque el nacimiento de Cristo ha traído esperanza a todos los que sinceramente creen en él. Esto significa que hay esperanza, incluso en medio de las incertidumbres como guerras, hambre, opresión, injusticia e incluso desastres naturales.

Hoy es un día de alegría. Así que, cantemos salmos al Señor con arpa. Con el sonido de la música, aclamemos a Cristo, nuestro señor y rey, que está con nosotros. ¡Feliz Navidad!

¡La paz sea con ustedes!

¡Maranatha!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s