Homilía Del Primer Domingo Del Tiempo Ordinario, Año C

El Bautismo Del Señor

Lectura: 1ra: Is 42:1-4, 6-7; Sal: 28; 2da: Hechos 10:34-38; Ev: Lc 3, 15-21

Esta breve reflexión fue escrita por el Reverendo Padre Njoku Canice Chukwuemeka, C.S.Sp. Él es un sacerdote católico y un miembro de la Congregación de los Padres y Hermanos del Espíritu Santo (Espirítanos). Él está trabajando con el Grupo Internacional Espirítano De Puerto Rico y República Dominicana. Él es el administrador de la Parroquia La Resurrección del Señor, Canóvanas y el Canciller de la Diócesis de Fajardo-Humacao, Puerto Rico. Para más detalles y comentarios se puede contactarlo en: canice_c_njoku@yahoo.com, cancilleriadfh@gmail.com, canicechukwuemeka@gmail.com.

Hoy, celebramos la fiesta del bautismo del Señor. Esta fiesta marca el final definitivo de la temporada navideña y el comienzo del tiempo ordinario. La celebración de hoy nos recuerda la historia del bautismo del Señor. En una manera especial, nos recuerda de la importancia del sacramento del bautismo en nuestras vidas como cristianos.

Favor, visita: https://www.smashwords.com/books/view/904854

En la primera lectura de Isaías, Dios presenta a su hijo como el elegido y ungido. Isaías lo dice de esta manera: “Miren a mi siervo, a quien sostengo, a mi elegido, en quien tengo mis complacencias. En él he puesto mi espíritu”. Esta es una profecía Mesíanica

Esta profecía prefigura el bautismo de Cristo, el hijo ungido de Dios. Por supuesto, se cumplió en el evangelio durante el bautismo de Cristo en el nuevo testamento. A través de su bautismo, Cristo fue ungido y preparado para su ministerio terrenal.

Nuestra segunda lectura de los hechos de los apóstoles es parte del discurso de Pedro en la casa de Cornelio, el centurión gentil. Cornelio y su familia creyeron en Cristo y fueron bautizados. Esta lectura destaca la importancia y necesidad del bautismo como un sacramento que hace uno un cristiano y un hijo de Dios.

Además, destaca el hecho de que Dios acepta a cualquiera (judío o gentil), que verdaderamente cree en Cristo. Pedro dice: “Ahora caigo en la cuenta de que Dios no hace distinción de personas, sino que acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que fuere.

En el Evangelio de hoy, Dios el padre testificó: “Tú eres mi Hijo, el predilecto; en ti me complazco”. En su bautismo, Cristo fue ungido con el Espíritu Santo. Esto lo preparó y le facultó para su misión terrenal de traer sanación y paz a todas las naciones.

Es necesario que Cristo sea bautizado para destacar la importancia del sacramento del bautismo como la fundación de otros sacramentos. Sin embargo, es muy importante notar que la definición del bautismo como: “el Sacramento que limpiar el pecado original”, no sugiere de ninguna manera que Cristo fue afectado por el pecado original. Hebreos nos dice que: “Cristo era como nosotros en todas las cosas, excepto en el pecado” (Heb 4:15).

Favor, visita: https://www.smashwords.com/books/view/904854

Por lo tanto, él no fue afectado por el pecado original debido a la caída de Adán y Eva. Según el relato de Mateo, Cristo nos da la razón de su bautismo: “Es apropiado que hagamos esto, que cumplamos toda justicia” (Mt 3, 15). Por lo tanto, por el bautismo de Juan Bautista, Cristo simplemente manifestó su plena humanidad, aún, sin disminuir su divinidad.

En palabras de orden, se identifica completamente con nosotros. Por lo tanto, su bautismo fue un signo de solidaridad con nosotros. Era una señal de que él mismo está listo para hacer cualquiera sacrificio para salvarnos. Es importante que, a través de su bautismo, Cristo inicio el proceso de nuestra redención, que finalmente sellará con su propia sangre en la cruz.

Por último, hoy debemos reflexionar sobre cómo hemos cumplido nuestro propio voto bautismal. ¿Cuán fieles hemos sido a Dios al cumplimiento de este voto? Así que, hoy la Iglesia nos ofrece una nueva oportunidad para renovar nuestro compromiso a Cristo en cuyo nombre fuimos bautizados. Así que, le pidamos a Dios que renueve su espíritu en nosotros.

¡La Paz sea con ustedes!

¡Maranatha!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s