Lunes, IV Semana de Cuaresma, Año A

“Creer, es ver”

Lecturas: 1ra: Is 65:17-21; Sal: 29; Ev Jn 4:43-54

Esta breve reflexión fue escrita por el Reverendo Padre Njoku Canice Chukwuemeka, C.S.Sp. Él es un sacerdote católico y un miembro de la Congregación de los Padres y Hermanos del Espíritu Santo (Espirítanos). Él está trabajando con el Grupo Internacional Espirítano De Puerto Rico y República Dominicana. Él es el administrador de la Parroquia La Resurrección del Señor, Canóvanas y el Canciller de la Diócesis de Fajardo-Humacao, Puerto Rico. Para más detalles y comentarios se puede contactarlo encanice_c_njoku@yahoo.com, cancilleriadfh@gmail.com, canicechukwuemeka@gmail.com.

Hoy en día, vivimos en un mundo estrictamente de “ver, es creer”. Es decir, en un mundo muy pragmático y experiencial. Desafortunadamente, nuestro sentido de la realidad ha sido reducido al nivel epistemológico de la percepción de los sentidos.

El Evangelio de hoy pinta una imagen verdadera del mundo en el que vivimos. Muchos han abandonado la realidad por la sombra. Vivimos en un mundo donde el “milagro” debe ser la prueba de un auténtico hombre o mujer de Dios. Así que, muchos se apresuran a dondequiera que se les dicen que hay una posibilidad de conseguir un milagro, no importa lo que tomará. Muchos ahora buscan a Dios sólo por lo que recibirán de él, en lugar de, porque, él es Dios y merece nuestra verdadera adoración en la fe, y en el espíritu.

Cristo le dijo al centurión: “Si no ven ustedes signos y prodigios, no creen”. ¿Cuántos de nosotros vivimos en este estado de incredulidad hoy? ¿Cuántos de nosotros creemos sólo cuando las cosas están funcionando bien para nosotros, o incluso, sólo cuando tenemos problemas? El centurión vino a Cristo con humildad y fe. Sí, primero creyó en la simple orden curativa de Cristo: ” “Vete, tu hijo ya está sano.” Se fue con fe, y esta fe movió la montaña por él.

¿Es nuestro caso más duro que lo del centurión? ¡No creo! ¿Puede Dios resolver el problema presente que nos enfrente hoy? ¡Yo digo que sí! ¿Estamos listos para escuchar su mandato con fe? ¡Lamentablemente, todavía lo dudo! Esto se debe a que, todavía estamos encarcelados por la filosofía de que: “Ver, es creer”

La verdad es que, en cada momento, y en las circunstancias de nuestra vida, Dios nunca ha dejado de hacer grandes cosas por nosotros. No ha parado de ser un Padre misericordioso y amoroso. Por desgracia, muchos de nosotros no pueden ver esta realidad porque, todavia, creemos y vivimos según nuestra propia filosofía de vida.

Finalmente, mis queridos hermanos, nuestra adoración a Dios no debe depender solamente de los milagros físicos que deseamos recibir de él. Más bien, debemos adorarlo debido a lo que él es, nuestro Creador y el Maestro del universo. Si decide confirmar sus obras con milagros, que así sea. Él Sabe qué hacer por nosotros, cuándo, y cómo hacerlo. Sin embargo, primero, debemos creer en él, porque en casos espirituales, “creer, es ver.”

La paz este con ustedes

¡Maranata!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s