Viernes, V Semana de Cuaresma, Año A

La verdadera imagen de Dios

Lecturas: 1ra: Jer 20, 10-13; Sal: 17; Ev: Jn 10, 31-42

Esta breve reflexión fue escrita por el Reverendo Padre Njoku Canice Chukwuemeka, C.S.Sp. Él es un sacerdote católico y un miembro de la Congregación de los Padres y Hermanos del Espíritu Santo (Espirítanos). Él está trabajando con el Grupo Internacional Espirítano De Puerto Rico y República Dominicana. Él es el administrador de la Parroquia La Resurrección del Señor, Canóvanas y el Canciller de la Diócesis de Fajardo-Humacao, Puerto Rico. Para más detalles y comentarios se puede contactarlo en: canice_c_njoku@yahoo.com, cancilleriadfh@gmail.com, canicechukwuemeka@gmail.com

Gradualmente nos acercamos a la Semana Santa, durante la cual conmemoramos la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. Hoy, Juan continúa presentándonos el conflicto entre Jesús y las autoridades religiosas.

En la raíz de este conflicto está la imagen equivocada de Dios que tenían las autoridades religiosas. Esto no es sólo algo que ocurrió en el pasado lejano, o peculiar sólo a las autoridades religiosas. Más bien, es un espejo que refleja lo que sucede en nuestro mundo de hoy. Esta imagen equivocada se manifiesta en diferentes sistemas, ideologías, creencias, filosofías, incluso teologías.

Así que, la palabra de Dios y sus verdaderos mensajeros siempre encuentran rechazos, y amenazas cada vez que tratan de corregir esta imagen equivocada. Esto sucedió a Cristo, y a sus apóstoles. Sigue sucediendo a todos sus verdaderos discípulos, incluso hoy en día. Cristo fue acusado de blasfemia porque afirmó que, era Dios. Por eso, debe morir.

Lo juzgaron según la ley humana, pero siendo Dios, será absuelto por la corte, y ley celestial. Cristo será exaltado, mientras que, permanecerán y morirán en su ignorancia y obstinación.

Por supuesto, su esfuerzo por ejecutar su sentencia de apedrear a Cristo fracasó esta vez, porque todavia no era hora para acabar con su humanidad. Cuando llega el día y la hora, Cristo les entregará su humanidad libremente. Sin embargo, su divinidad seguirá siendo intocable e indestructible.

Así que, a medida que nos acercamos a la Semana Santa, todos estos rechazos y amenazas deben recordarnos, la capacidad de Cristo para amarnos. Esto incluso, hasta el punto de su propia muerte.

Lo condenaron por su imagen equivocada de Dios. Sin embargo, Cristo demostró que la mejor imagen es, ver a Dios como amor puro. El conocimiento de este amor puro exige asombro y gratitud por nuestra parte.      

¡La paz sea con ustedes¡

¡Maranatha!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s