Viernes, IV Semana de Pascua, Año A

¡No pierdan la paz!

Lectura: 1ra: Hechos 13:26-33; Sal: 2; Ev John 14:1-6

Esta breve reflexión fue escrita por el Reverendo Padre Njoku Canice Chukwuemeka, C.S.Sp. Él es un sacerdote católico y un miembro de la Congregación de los Padres y Hermanos del Espíritu Santo (Espirítanos). Él está trabajando con el Grupo Internacional Espirítano De Puerto Rico y República Dominicana. Él es el administrador de la Parroquia La Resurrección del Señor, Canóvanas y el Canciller de la Diócesis de Fajardo-Humacao, Puerto Rico. Para más detalles y comentarios se puede contactarlo en: canice_c_njoku@yahoo.com, cancilleriadfh@gmail.com, canicechukwuemeka@gmail.com.

Hoy, es el viernes de la cuarta semana de Pascua. El evangelio de hoy comienza con un tono muy reconfortante y asegurador de Jesús.

Cristo debe haber sentido el miedo en algunos de sus discípulos, cuya fe en él, y sus enseñanzas todavía eran cuestionables. Sus corazones todavía estaban llenos de dudas sobre su autenticidad y su propio futuro.

Les dijo: “No pierdan la paz. Si creen en Dios, crean también en mí.” La insistencia de Cristo en usar palabras alentadoras es una señal de que había mucho miedo e incredulidad entre sus discípulos.

Así que, nos dijo que va a preparar un lugar para nosotros y después, volverá a llevarnos a la casa del Padre. Cristo está a punto de regresar a su padre que lo envió. Sin embargo, quiere que estemos con él para siempre.

Mientras él esté fuera, nos enviará el Espíritu Santo. El Espíritu Santo es aquel que actúa en nosotros, de tal manera que podemos vivir como Cristo vivía.

Las palabras de Cristo acerca de dejar a sus discípulos provocaron una pregunta curiosa de Tomás: “Señor, no sabemos a dónde vas, así que, ¿cómo podemos saber el camino?” Jesús respondió con tres palabras importantes: Yo soy el camino, la verdad y la vida.

De hecho, sin el camino, no podemos ir. Sin la verdad no se puede tomar una buena decisión. ¡Sin vida, sólo hay muerte! Cristo es el camino, porque “Nadie puede venir al Padre excepto a través de él.”

Él es la puerta, por la cual las ovejas entran y salen. Él es la verdad, porque mirándolo, vemos la imagen del Padre.

Alleluia, Alleluia! 

La paz sea con ustedes

¡Maranatha!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s