Sábado, IV Semana de Pascua, Año A

Quien me ve a mí, ve al Padre

Lectura: 1ra: Hechos 13:44-52; Sal: 97; Ev John 14:7-14

Esta breve reflexión fue escrita por el Reverendo Padre Njoku Canice Chukwuemeka, C.S.Sp. Él es un sacerdote católico y un miembro de la Congregación de los Padres y Hermanos del Espíritu Santo (Espirítanos). Él está trabajando con el Grupo Internacional Espirítano De Puerto Rico y República Dominicana. Él es el administrador de la Parroquia La Resurrección del Señor, Canóvanas y el Canciller de la Diócesis de Fajardo-Humacao, Puerto Rico. Para más detalles y comentarios se puede contactarlo encanice_c_njoku@yahoo.com, cancilleriadfh@gmail.com, canicechukwuemeka@gmail.com.

Hoy, sábado de la cuarta semana de Pascua, algo muy interesante del evangelio de hoy es que Cristo repitió la palabra “Padre” muchas veces.

El uso múltiple del “Padre” tiene dos mensajes importantes para nosotros. Primero, enfatiza la relación de Cristo, y su obediencia a su padre. En otras palabras, no hace nada sin su padre.

El segundo es que, esta es una señal de que Cristo está regresando a su padre, la fuente y fundación de su misión.

Por supuesto, después de mencionar “padre” muchas veces, Felipe tenía la curiosidad de saber quién era este “Padre”. Entonces, suplicó: “Maestro, muéstranos al Padre, y eso será suficiente para nosotros.”

Era como decir, ¿no es su padre José, el esposo de María que todos conocemos muy bien? ¡Cuéntanos si no lo es! Por supuesto, Cristo no estaba hablando de José.

Jesús respondió: “Felipe, he estado contigo todo este tiempo, ¿aun no me conoces?” Fue una sorpresa para Cristo que, un discípulo muy cercano, todavía no lo conoce. Así que, no ha prestado atención a Cristo.

Hay dos lecciones importantes para nosotros aquí hoy. Primera, como Felipe, muchos de nosotros apenas prestan atención a lo que Cristo nos está enseñando a través de su iglesia. Vivimos en la ignorancia de la verdad básica que se supone que conocemos.

Segundo, ignorando la ignorancia de Felipe, Cristo declaró: “Quien me ve a mí, ve al Padre. Así que Cristo nos está recordando que él es la imagen completa del Padre. Él nos conduce a su Padre, y quiere que estemos con él, y su padre.

Así que, oremos para que estemos atentos a todo lo que Cristo nos está enseñando a través de su iglesia, para que lleguemos al pleno conocimiento de su padre, y de su voluntad. Alleluia, Alleluia! 

La paz sea con ustedes

¡Maranatha!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s