Jueves, V Semana de Pascua, Año A

¡San Matías, Ruega por nosotros!

Lectura: 1ra: Hechos Acts1:15-17, 20-26; Sal: 113; Ev John 15:1-8

Esta breve reflexión fue escrita por el Reverendo Padre Njoku Canice Chukwuemeka, C.S.Sp. Él es un sacerdote católico y un miembro de la Congregación de los Padres y Hermanos del Espíritu Santo (Espirítanos). Él está trabajando con el Grupo Internacional Espirítano De Puerto Rico y República Dominicana. Él es el administrador de la Parroquia La Resurrección del Señor, Canóvanas y el Canciller de la Diócesis de Fajardo-Humacao, Puerto Rico. Para más detalles y comentarios se puede contactarlo encanice_c_njoku@yahoo.com, cancilleriadfh@gmail.com, canicechukwuemeka@gmail.com.

Este jueves de la quinta semana de Pascua, la iglesia celebra la fiesta de San Mattias. Originalmente, no era uno de los doce Apóstoles. Sin embargo, fue elegido para reemplazar a Judas Iscariote.

No se sabe mucho sobre San Matías. Sin embargo, la buena noticia es que, como el resto de los Apóstoles, permaneció fiel hasta el final de su día. Permaneció en el amor de Cristo hasta el final.

En el evangelio de hoy, Cristo nos dio otra clave para una vida feliz. Esta clave es, permanecer en su amor. Jesús mismo permaneció en el amor del Padre observando los mandamientos que él recibió de su padre.

Por supuesto, permanecer en el amor de Cristo, también significa amar a los demás. Así fue, como Cristo expresó su amor por la humanidad. Por lo tanto, él nos lo da como un nuevo mandamiento, “amen los unos a los otros como yo los he amado.”

Al celebrar hoy la fiesta de uno de los Apóstoles (Matías), su fiesta nos recuerda que, los Apóstoles sacrificaron su vida por su amor a Dios, y a los demás.

Lo demostraron con su propia sangre. Así que, a través de su gran sacrificio, Matías y sus compañeros cumplieron estas palabras de Cristo: ” Nadie tiene amor más grande a sus amigos, que el que da la vida por ellos.”

Sí, Cristo lo hizo primero como un gran signo de su amor por nosotros, y sus Apóstoles siguieron su ejemplo.

Así que pidamos a Dios que nos ayude a permanecer siempre en su amor, y que, también nos amemos unos a otros, como Cristo nos amó.

¡San Matías, ruega por nosotros! Alleluia, Alleluia! 

La paz sea con ustedes

¡Maranatha!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s