Miércoles, XIII Semana de Tiempo Ordinario, Año A

¡Vales más que numerosa piara de cerdos!

Lecturas: 1ra: Am 5:4-15. 21-24; Sal: 49; Ev: Mt 8:28-34

Esta breve reflexión fue escrita por el Padre Canice Chukwuemeka Njoku, C.S.Sp. Es un sacerdote católico y  miembro de la Congregación del Espíritu Santo (Espirítanos). Es un misionero en Puerto Rico, la isla del encanto. Es el Canciller de la Diócesis de Fajardo-Humacao, Puerto Rico; Párroco de la Parroquia la Resurrección del Señor, Canóvanas, y el Superior Mayor la Congregación del Espíritu Santo (Espirítanos), Circunscripción de Puerto Rico y Republica Dominicana. Para más detalles y comentarios se puede contactarlo alcanice_c_njoku@yahoo.com, cancilleriadfh@gmail.com, canicechukwuemeka@gmail.com.

Hoy, miércoles de la semana 13ra Semana del tiempo ordinario, Mateo nos presenta el sexto milagro de Cristo después de su sermón en el monte.

Estos milagros son demostraciones de la autoridad y poder de Cristo sobre tanto las fuerzas físicas y espirituales. Ayer, Cristo silenció una tormenta peligrosa. Hoy, silenció el espíritu maligno. El mismo Cristo, continúa su obra redentora entre nosotros.

Reflexionando sobre el milagro de hoy, imaginé lo que habría sucedido si Cristo hiciera lo que hizo hoy al rebano de vaca de un cierto pastor Fulani en Nigeria.

Es decir, donde parece hoy que, la vida de una sola vaca es más importante que la vida de todos los habitantes de una comunidad.

Estoy seguro de que, el pastor Fulani tirará del gatillo de su AK-47, saqueará a toda la comunidad, sin ninguna intervención gubernamental para salvar a los ciudadanos.

El capitalismo es un buen sistema económico. Sin embargo, una de sus desventajas es que, cuando se lleva al extremo, se convierte en una herramienta muy peligrosa. Aquellos que están sobre intoxicados con ello, valoran la economía, y negocio más que cualquier vida humana.

La pandemia de COVID – 19 que ha puesto a nuestro mundo de rodillas en este momento, ha revelado que esto podría ser cierto de capitalismo. Mientras la gente sigue muriendo en cientos, algunos gobiernos e individuos están más interesados en su economía y empresas que, en la vida de sus ciudadanos.

Por lo tanto, el evangelio de hoy nos recuerda lo que debe ser nuestra prioridad, cuando cualquiera vida humana está amenazada por cualquier forma de peligro; enfermedad, pobreza, desastres humanos o naturales. Es una llamada despertador, a todos nosotros, verdaderos cristianos, para promover y abrazar la opción fundamental para la vida.

La cuestión de la justificación de la destrucción del negocio de alguien por Jesus, para salvar a un hombre poseído, es un largo debate. Sin embargo, su acción está en línea con la declaración de su misión: “Liberar a los cautivos y oprimidos” (Is 61:1; Lc 4:18).

Así que, hoy Cristo nos recuerda la gran prioridad que él da a nuestra vida y salvación, más que a cualquier posesión material o economía. Nos dice: “¡No tengas miedo! ¡Vales más que la numerosa piara de cerdos!’” (Mt 10:31).

La paz sea con ustedes

¡Maranatha!

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s