Homilía del Segundo Domingo de Adviento, Año C

¡Ven Señor pronto, y restaura la alegría de nuestra salvación!

Lectura: (1o: Ba 5, 1-9; Sal: 125; 2o Flp 1, 4-11; Ev: Lc 3, 1-6

Esta breve reflexión fue escrita por el Padre Canice Chukwuemeka Njoku, C.S.Sp. Es un sacerdote católico y  miembro de la Congregación del Espíritu Santo (Espirítanos). Es un misionero en Puerto Rico. Es el Párroco de la Parroquia la Resurrección del Señor, Canóvanas y el Superior Mayor la Congregación del Espíritu Santo (Espirítanos), Circunscripción de Puerto Rico y Republica Dominicana. Fue el Canciller de la Diócesis de Fajardo Humacao, Puerto Rico. El Padre Canice es miembro de la academia de homilética (The Academy of Homiletics). Para más detalles y comentarios se puede contactarlo al:canice_c_njoku@yahoo.com, canicechukwuemeka@gmail.com.

(https://orcid.org/0000-0002-8452-8392)

En esta segunda semana de Adviento, continuamos nuestro camino de esperanza de la venida de Cristo. Hoy, la Iglesia nos invita a celebrar las maravillas que Dios está a punto de hacer para nosotros en un par de semanas a partir de ahora. Esta temporada, esperamos con gozo el “Día del Señor”, cuando su obra se completará en nosotros.

Todas las lecturas de este domingo son una llamada para despertarnos a estar preparados para el gran encuentro con el Señor que vendrá muy pronto. Así, mientras que la primera lectura anuncia que Dios desea mostrar el esplendor de Cristo a todas las naciones, la segunda lectura nos recuerda el “Día del Señor” que obviamente iniciará nuestra salvación. Esta llamada a despertar es resumida y reflejada en la profecía de Juan el Bautista en el Evangelio de hoy.

VIENE PRONTO – HOMILÍA PARA EL AÑO C

Con alegría les anuncio que la Homilía del Año C pronto estará disponible en versión impresa en inglés y español. Mientras tanto podéis acceder y comprarlas a un precio moderado en:

https://www.smashwords.com/books/view/904854

https://www.smashwords.com/books/view/904854

Esta temporada, Cristo viene en su gloria, y su venida no hará ningún sentido para nosotros, si no lo encontramos, y compartimos en la alegría que él traerá en la Navidad. Si verdaderamente nos preparamos para Cristo esta temporada, nuestros corazones se desbordarán de alegría como un río que sobre flujo de su banco cuando está lleno. Por lo tanto, la primera lectura de hoy nos dice: “Quítate tu ropa de duelo y aflicción, y vístete para siempre el esplendor de la gloria que viene de Dios” (Baruc 5, 1-9). Esto es con razón, porque pronto, muy pronto, vamos con alegría a darle la bienvenida al Señor.

Pablo por su parte nos anima a permanecer firmes en buenas obras y continuar mejorando nuestras formas de vida hasta que el “Día del Señor” venga. Es importante tener en cuenta que, para que podamos encontrar a Cristo y compartir la alegría que trae, debemos estar dispuestos a hacer algunos sacrificios. Esto implica prepararnos y purificarnos a través de la oración, caridad, amor, y reconciliación. Pablo dice: “Así llegarán al día de Cristo limpios e irreprochables” (Phil 1, 8).

Además, lo que sea que constituya un obstáculo para el encuentro con Jesucristo esta temporada, debe ser completamente removido como la voz de Juan el Bautista dice claramente “Preparen el camino del Señor, hagan rectos sus senderos. Todo valle será rellenado, toda montaña y colina, rebajada”.  Esto significa que algo debe ser sacrificado esta temporada para que Cristo tenga su lugar en nosotros y para que podemos experimentar la alegría de Cristo cuando venga en gloria y esplendor.

Por lo tanto, este tiempo de Adviento, nos permite unirnos humildemente al salmista a implorar al Señor: “¡Restaura en mí la alegría de mi salvación, oh, Señor mi Dios! (Sal 51, 12). Sin embargo, es solo cuando estamos preparados que, podemos compartir e irradiar la alegría del Señor. Entonces, podemos exclamar: “Que maravilla el Señor ha hecho para nosotros, y estamos alegres” (Sal 125, 3).

One-Time
Monthly
Yearly

Make a one-time donation

Make a monthly donation

Make a yearly donation

Choose an amount

$5.00
$15.00
$100.00
$5.00
$15.00
$100.00
$5.00
$15.00
$100.00

Or enter a custom amount

$

Your contribution is appreciated.

Your contribution is appreciated.

Your contribution is appreciated.

DonateDonate monthlyDonate yearly

Finalmente, como esperamos la venida de Cristo esta temporada, que Dios el todopoderoso nos colme con la fuerza y la paciencia que necesitamos para perseverar sin desmayar. Que nuestro encuentro con Cristo esta temporada restaura la alegría de nuestra salvación. ¡Amén!

¡La paz sea con ustedes!

¡Maranata!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s